Emprender, la mejor Maestría de tu Negocio Propio

Creo que antes de escuchar la palabra emprender y saber su significado, ya lo había hecho, por intunción o por supervivencia. 

Porque creo que sin sueños y sin proyectos, la vida sería sosa.

Singularmente, me gusta vivir alborotada, sin tiempo muertos. Me gusta hacer muchas cosas : aprender y aplicar; que hace que constantemente piense que la vida es demasiado corta para hacer todo lo que me gustaria.

Soy Ingeniera Química de primera profesión, por equivocación. Y de segunda y tercera profesión, Diseñadora de Moda e Interiores por pasión. Creo que los reveses de la vida nos hacen preguntarnos si realmente estamos en el lugar adecuado y si lo que hacemos nos gusta o mejor aún, si nos apasiona.

Y es ahí que empieza mi historia, en la capital. A la que llegue con un puñado de ilusiones y un suspiro de sueños y una lista de metas como muchos de los que llegamos aquí. 

Me gusta Lima porque aquí logre mis sueños, aunque siempre extrañe el sol de Arequipa y el calor de hogar de Tacna; aquí forme mi hogar.

Y es así, que si me preguntas qué hecho? Te puedo dar una lista larga de todo lo que experimente, me equivoque y aprendí; pues es así todo aprendizaje con su margen de ensayo y error, donde he aprendido a perdonarme por fallar.

Empecé con mi marca Katalina Arango, en mis cambios de vocación. 

Empezando con el diseño de joyería que aún lo mantengo. He tenido tiempos buenos en el negocio como tiempos difíciles; es ahí que decido incursionar en el diseño del calzado. Empezando con visitas a Caquetá, el mundillo de insumos del calzado en Perú.

Aprendiendo , equivocandome y buscando. Si te digo que he hecho calzados para toda la familia, es verdad. Algunos buenos, otros malos; pero asi se empieza.

Es ahí que empieza el por qué no vender, si la gente le gusta los zapatos que llevo!

Mis primeras sesiones fotográficas me las hizo mi esposo, bajo mi dirección y grito técnico para respetar la ley de tercios! . Él ha sido mi mejor compañero en esta aventura. 

Creo que lo que duele del emprender no es que no te compren, es que te digan que es caro sin saber que hay detrás de esa palabra y sobre todo de tu producto. Hay tiempo de inspiración, hay tiempo de ordernar ideas, diseños y armar una colección; hay tiempo de hacer fichas técnicas, hay tiempo de seleccionar materiales : cueros, suelas y colores; hay tiempo de prototipos : muestras y mejoras; hay tiempo de supervisión del calzado trabajado a mano, hay tiempo de sesión fotográfica, de digitalizar contenido en redes; hay tiempo y esfuerzo.

Los productos de diseño y hechos a mano, no son caros. Son productos que toman una inspiración y un trabajo de pieza a pieza que no se compara con un producto hecho en masivo a menor coste.

El mercado es amplio asi que hay para todos los gustos. Vale!

Hoy la situación se pone difícil y complicada, pero eso no significa que abandones lo que te apasiona. Tal vez tengas de reinvertarte, empezar de nuevo, modificar o cambiar hasta que encuentres el rumbo otra vez. Esa es tu mejor maestría, la experiencia de tu negocio propio!

Te comparto las fotos de inicio de este emprendimiento, esas sesiones fotográficas de zapatos que las pensamos asociando con lugares turísticos, que las tomo mi compañero de vida; y en la que con mucha ilusión empezamos a creer.

Síguenos en Facebook Kataarango y en Instagram Katalinarango

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s