Memorias de una Personal Shopper

Nunca pensé que al convertirme en una Personal Shopper me volví como el hada azul de los deseos, de esos cuentos clásicos que le gustan tanto a mi Joaquin o que me vería como la descripción de la canción de Kevin Johansen SOS tan fashion!. No pensé que la empatía te abre muchas puertas y sobre todo las del corazón!

Me especialice en Personal Shopper en La Colegiatura Colombiana en Medellín – Colombia. Elegí Colombia porque quería ver como se ve vive y se ve la moda desde otra perspectiva, ya que estuve antes por Buenos Aires – Argentina.

Medellín, es tan lleno de verde, de color y calor de su gente. Me sorprendió de manera el estándar tan estricto para ser la mujer, esposa, madre y amante perfecta Colombiana. Hasta agotador diría yo. A pesar que  las mujeres allá están tan familiarizadas con estos exigentes roles, los cumplen a la perfección. 

Al llegar a mi primer día de clases, parecía la fiesta de gala de inicio de curso y yo. Yo tan yo, que siempre preferí ir al Sargento Pimienta que Aurea o Gótica, porque no me gusta el producirme como decimos aquí en Perú y prefiero algo más relajado; definitivamente estaba fuera del estándar Colombiano.

Las peruanas somos más sencillas, aunque eso está cambiando. Y seamos honestas eso de ser madres y andar arregladas y con todo lo que implica el cuidado de los hijos, es imposible que no te vuelvas amiga inseparable de buzos y zapatillas por lo menos los primeros años.

Lo bueno que hoy en día eso esta cambiando. Como también la perspectiva del cuerpo de la mujer, donde los influencers andan dando una visión a los milleniam de una mujer que necesita un bisturi y que a veces no acaba buscando la perfección. Donde por un lado luchamos por igualdad de derechos y que no se nos “cosifique” y por otro las fotos de bikinis son las que más postean. 

Valoro mucho lo que mi padre me enseñó; no me dijo que vaya al gimnasio. Me enseñó amarme a mi misma tanto que nunca tuve algo que no me gustara tanto como para cambiarlo con el cirujano. Me enseño a cultivarme por dentro que para mi siempre fue primordial : estudiar, leer, hacer cursos y deporte.

Es así que ese mes que estuve por tierras cafetaleras, regrese con la ilusión de poner una oficina de Asesoría de Imagen y Personal Shopper.

He tenido clientas tan lindas, con esas ganas de mejorar su imagen al querer conocerse más en morfología : que prendas le van mejor con su tipo de silueta; colorimetria : cuales son los colores que la potencializan y le dan luz a su rostro, como en maquillaje y color de cabello, así como saber combinar y como arriesgarse más por los colores; cuáles son los básicos del guardarropa, los accesorios y complementos infaltables en su closet.

A parte de la entrevista y de llenar tan sólo un cuestionario de preguntas, he escuchado sus corazones, sus inseguridades, sus inquietudes, sus temores y eso que le dolió tanto y que quizo reinventarse, sus nuevas aspiraciones laborales y al por qué no diferenciarse de los demás. Todas venían  y me decían que no sabían cuál era su estilo pero al escucharlas si lo sabían sólo que les faltaba definirlo. Y para eso estaba yo.

Un personal shopper no sólo es alguien que hace las compras de los demás, es alguien que conoce a su cliente que no impone su estilo sino reinterpreta el del cliente y es ahí donde está el éxito de su trabajo. Es hacerle ver que le favorece y que no, a pesar que le guste; claro debo admitir que hay casos perdidos. Tampoco la idea es quitarles su esencia o su gusto, tal vez es bajar un poco ese gusto intenso de algo que no las potencialice.

Porque al final, la moda es pasajera y es efímera. Y los cortes y las piezas y colores que a uno le favorecen siempre estarán de moda.

Quiero terminar diciendo que la moda no es algo vanal, porque en cada pieza hay historia. Pues las maneras de vestir es el lenguaje no verbal de decirle al mundo lo que nos gusta y buena parte nuestra personalidad y estilo; más en el ambito laboral la primera imagen es la que queda impresa siempre.

Y que los cambios que buscaban mis clientes, porque también tuve clientes hombres, eran desde dentro y lo de afuera sólo lo acompañaba porque como decimos en la calle “Nadie te la cree si tu no te la crees primero.”

Te comparto unas fotos de mi trabajo de Personal Shopper que es una pasión por la moda y una manera de conectar, ayudar y sacar la mejor versión de las personas.

#estilo #personalshopper #fashion #personalstylist #imagenpersonal #style #asesoriadeimagen #consultoriadeimagem #trend #asesordeimagen #asesoradeimagen #estilopersonal #quemepongo

Personal Shopper – Circuito de Compra
Personal Shopper : Selección de accesorios y complementos
El Personal Shopper no sólo involucra a la moda también el diseño de interiores
La parte final se da en el probador para la selección de aquellas prendas favorecedoras para nuestro tipo de silueta y piel.

Síguenos en Facebook Kataarango y en Instagram Katalinarango

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s