Una firma con tinta del corazón “Hecho a Mano”

Tuve la suerte de nacer sin tecnología y que ésta llegara en mi adolescencia, y que el internet llegara como regalo de 15 años. Tuve la suerte de escribir en slam, de mandar cartas al correo y de esperar al cartero con ansias , de hacer y dar tarjetas de cumpleaños, de grabar en casettes mis canciones favoritas, de hacer muchas cosas con mis manos y de sentir la felicidad de hacerlo con amor.

Es por eso que mi utopia no me permite pensar en masivo, sino en diseños hechos a mano y de darle el valor que merece; porque no se trata de cantidad sino de calidad. Lo que es obviamente difícil en un mercado que se mueve a precios tan competitivos, donde todo cambia y los productos sustitutos pueden verse tan atractivos como los hechos a mano.

Yo empecé diseñando joyas y quise hacerlas para saber hasta donde aguanta el papel y qué puedo diseñar y qué no. 

Mi maestro en el arte de orfebrería me enseño que cada pieza tiene una alma, un sello y una firma que va con la tinta del corazón de quien la forjó, con toda su pasión y esfuerzo.

Siempre en nostalgia recuerdo esos días desde aquel segundo piso donde el atardecer era más bello al fundirse el rojizo del ocaso con el blanco del sillar en aquella torre de la catedral. Y yo sentada escuchando Sabina, acompañada de un cigarro, soñando con un futuro que me soprenda y con unas ansias locas de seguir haciendo eso que me apasiona. En esas tardes de taller conocí a Sabina, me enamoré de sus letras y de sus estilo jodido, romántico y vivido de hacer música; tanto así que le puse a mi primogénito Joaquín en honor a esos días y a su música.

Con ese valor de lo hecho a mano, incursioné en el calzado donde quise mantener esa tradición. Donde entre aromas de cuero recien curtidos y pegamentos me deje seducir por la pasión de crear piezas con estilo y confort. Mis largos viajes hasta Caquetá y sumergirme en todo el proceso, valieron la pena. Con una marca con identidad (Katalina Arango) y con códigos de estilos que busca fortalecerse en el mercado peruano.

Y si hablamos de arte y tradición en mi Perú, Ayacucho se lleva el título por concentrar el mayor número de actividades de arte a nivel país.

Tuve la otra buena cara de la moneda de llegar ahí por mis capacitaciones de visual merchandising y poder reenamorarme de su arte en retablos, tejidos, bordados y piezas tan llenas de color y de historia. Donde el bordado es una alternativa del empoderamiento femenino otorgando a muchas mujeres el placer de trabajar y de poner tener una independencia económica a través de un arte generacional.

Por muchas razones más, lo hecho a mano tiene un valor que a veces no compensa el precio, pero que se está perdiendo con la modernidad y la masificación de los procesos y por la falta de compromiso en la tradición del aprendizaje generacional. Ahora, que tengas que elegir opta por algo hecho con amor y con pasión. Opta por algo hecho a mano!

Te comparto fotos de esa experiencia hecha con el corazón!

Dédalo : Concept Store de Arte y Artesanía Peruana – Lima
Pieza de Plata Elaborada por mi Maestro en Orfebrería : Ernesto Málaga – Arequipa
Sr. Faustino Flores y el Equipo de Mujeres Artesanas de Hilos y Colores – Ayacucho
Retablos Elaborado por Silvestre Ataucusi – Ayacucho

Síguenos en Facebook Kataarango y en Instagram Katalinarango

#hechoamano #diseño #cultura #accesorios #tradicion #arte #picoftheday #photooftheday #artesanal #color

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s